Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
3 enero 2019 4 03 /01 /enero /2019 12:12

Resistir hasta las 12

 

Diez años sin fumar y siete días sin beber cerveza ni ingerir alcohol. Cuarenta años laburando en lo que venga, para que sepan: no tengo paladar negro; pero laburo al negro cuando hay laburo…. Desde lavar platos a manejar taxis pasando por limpiar inodoros o cortar pasto

Eso sí, de sexo no hablamos, cada cual se arregla como puede. Por mi parte no puedo terminar con todos los vicios a la vez. De todas maneras voy mejorando. Menos dependencia y más salud. Protejo hígado, pulmones y neuronas. La pregunta del día es como haremos hoy que no tengo chamba para proveernos de alimentos que le den trabajo al sistema digestivo.

El problema como es de público conocimiento es que:”la cocina no tiene feriados, ni vacaciones”. Y es un problema porque todo hay que pagarlo en esta ciudad… las zanahorias, las patatas, las costillas de oveja, todo está a la venta, desde una vaca irlandesa asesinada a martillazos que los consumidores pueden adquirir en paquetes congelados de medio kilo, hasta una television plasma fabricada en China. Dinero. Usted introduce dinero en la boca del embudo y por el extremo aparecen las patatas, las costillas de oveja o la tv plasma. Los que no tienen dinero se sientan en la calle a pedir o en la puerta de las iglesias. Recurren a la caridad y compasión. A veces lo que no tienen dinero discuten sobre el derecho de exclusividad a mangar precisamente en la puerta de tal iglesia y a tal hora. Como las señoritas de las zonas rojas que también tienen esquinas predilectas donde los clientes las contactan y las titulares se pelean con las intrusas. El argumento es el siguiente:

Esta esquina es mía, piba. Yo acá hago diez “francesas en cuatro o cinco horas”. Y me cuenta: Imagínate cariñito, son veinte euros por mamada, yo tengo gastos :tengo que pagarle a los botones, bancar a mi marido, mandar guita a la vieja para mantener a los pibes, pagar el hotel, comprarme pilchas, viajar un par de veces por año para visitar a la familia y tirarles algún peso. Me duelen las carretillas y el cuello de tanto chuparla en el asiento de los autos… y encima va a venir a pararse otra mina a robarme la clientela… No nena ándate de acá o te cago patadas.

Así es la vida en la calle, el negocio es el negocio y con la comida no se juega.

En un plano más profundo podría afirmarse que las señoritas apuestan por el deseo y los mendigos por la generosidad de los congéneres. Se sabe también que los que tienen dinero no acostumbran a compartir ni dar. Acostumbran a comprar cuando tienen ganas. Pero ni siquiera los indigentes pierden la esperanza de poder comprar. La esperanza es lo último que se pierde. Debe ser por eso que en la puerta de las iglesias a la hora de la entrada a misa, los pedigüeños creen que los devotos son o deberían ser más proclives a desprenderse de una moneda aunque más no fuera, para sentirse buenos y con más méritos y aptitudes que el que las recibe. Es un supuesto basado en la versión de que dios lo ve todo. Hay muchos ciudadanos que creen que dios tiene cámaras de vigilancia montadas en las puertas de la iglesias para vigilar sus actos y premiarlos postmorten. Fuera del portal de las iglesias el resto de las cámaras de vigilancia las maneja personal de tierra y de ello se encargan el estado o la empresa privada que en la mayor parte de los casos no se diferencian en sus objetivos.

Dinero, eso que los técnicos sociales describen como un constructo y que divide a los ciudadanos entre los que tienen y los que no tienen. Por más datos es eso que le han regalado a Vargas Llosa por escribir muy bien y por alcahuetear mejor. Don Mario le canta loas al sistema basado en la ganancia y el lucro. Claro que con eso no hizo méritos suficientes para el Nobel… tuvo que ampliar los elogios y proclamar que Colombia y Perú son estados democráticos, que Venezuela es dictadura y que Aznar es el mejor presidente que los españoles han conocido desde la época de la conquista… Como se entenderá eso también es literatura de ficción de alta calidad y hoy pasó a cobrar.

Juancito que pide en la puerta de Tribunales no se entero de la gloria de don Mario, tampoco se entero que don Mario quiere que haya más competencia entre los mendigos, que se eleve el número de empresarios unipersonales de la mendicidad y que el estado no se preocupe de ellos, de ser posible que el estado solo se preocupe de defender el dinero de los ricos y por supuesto de los derechos de autor.

Ahora que la cerveza está lejos de mi horizonte me vuelvo obsesivo con el dinero, mejor dicho con la falta de dinero. Dinero es eso que yo no tengo y que mi amigo me informa: Si no tienes dinero la culpa no es mía. Y sigue siendo amigo porque es cierto no es su culpa, el también lavaplatos en algún restaurant cuando tiene suerte. Y así la va llevando. Claro con semejante información no puedo almorzar ni el comedor de la cruz roja y tampoco me sirve para excitarme y hacerme una paja como Diógenes en la plaza pública. Diogenes fue el griego que defendió la práctica de la masturbación aduciendo que ojala fuera igual de fácil calmar el hambre del estomago masajeándolo, como se calmaba el hambre sexual. Si fuera igual de fácil los ciudadanos no pasarían hambre. Hizo historia pero no hizo escuela.

Otros que hicieron historia fueron un pelotón de soldados finlandeses que asediados por las balas del ejército rojo resistían muertos de hambre, muertos de frio y muertos de susto y para sobrevivir apelaron al método de Diógenes; cada día a las doce en punto ,el pelotón formaba fila en la trinchera y todo el personal se masturbaba por orden del sargento, eso los mantuvo con vida día tras día… fomento el espíritu de cuerpo… hacerse la paja al unisono era la única recompensa al horror de la guerra,la esperanza de auto sexo era lo único que los mantenía con vida hasta el otro día.

Y ahora hay que salir a la calle y capaz que me encuentro con la Nancy esperando clientes en la Bajada de San Pablo cerquita de la gran vía o con Juancito que sigue sentado en la entrada del metro de tribunales esperando que la generosidad ciudadana le subsidie el vino del día.

Una cosa es segura con don Mario no me voy a encontrar, seguramente está volando a Escandinavia en primera clase y se mandara un discurso sobre la libertad de empresa y hablara de Pantaleón y las visitadoras. Yo por mi parte me siento como un soldado finlandes, esperando que no me mate ni el frio, ni el hambre, ni las balas, resistiendo hasta mañana que lleguen las doce.

Con eso me alcanza

Resistir hasta las 12

 

Diez años sin fumar y siete días sin beber cerveza ni ingerir alcohol. Cuarenta años laburando en lo que venga, para que sepan: no tengo paladar negro; pero laburo al negro cuando hay laburo…. Desde lavar platos a manejar taxis pasando por limpiar inodoros o cortar pasto

Eso sí, de sexo no hablamos, cada cual se arregla como puede. Por mi parte no puedo terminar con todos los vicios a la vez. De todas maneras voy mejorando. Menos dependencia y más salud. Protejo hígado, pulmones y neuronas. La pregunta del día es como haremos hoy que no tengo chamba para proveernos de alimentos que le den trabajo al sistema digestivo.

El problema como es de público conocimiento es que:”la cocina no tiene feriados, ni vacaciones”. Y es un problema porque todo hay que pagarlo en esta ciudad… las zanahorias, las patatas, las costillas de oveja, todo está a la venta, desde una vaca irlandesa asesinada a martillazos que los consumidores pueden adquirir en paquetes congelados de medio kilo, hasta una television plasma fabricada en China. Dinero. Usted introduce dinero en la boca del embudo y por el extremo aparecen las patatas, las costillas de oveja o la tv plasma. Los que no tienen dinero se sientan en la calle a pedir o en la puerta de las iglesias. Recurren a la caridad y compasión. A veces lo que no tienen dinero discuten sobre el derecho de exclusividad a mangar precisamente en la puerta de tal iglesia y a tal hora. Como las señoritas de las zonas rojas que también tienen esquinas predilectas donde los clientes las contactan y las titulares se pelean con las intrusas. El argumento es el siguiente:

Esta esquina es mía, piba. Yo acá hago diez “francesas en cuatro o cinco horas”. Y me cuenta: Imagínate cariñito, son veinte euros por mamada, yo tengo gastos :tengo que pagarle a los botones, bancar a mi marido, mandar guita a la vieja para mantener a los pibes, pagar el hotel, comprarme pilchas, viajar un par de veces por año para visitar a la familia y tirarles algún peso. Me duelen las carretillas y el cuello de tanto chuparla en el asiento de los autos… y encima va a venir a pararse otra mina a robarme la clientela… No nena ándate de acá o te cago patadas.

Así es la vida en la calle, el negocio es el negocio y con la comida no se juega.

En un plano más profundo podría afirmarse que las señoritas apuestan por el deseo y los mendigos por la generosidad de los congéneres. Se sabe también que los que tienen dinero no acostumbran a compartir ni dar. Acostumbran a comprar cuando tienen ganas. Pero ni siquiera los indigentes pierden la esperanza de poder comprar. La esperanza es lo último que se pierde. Debe ser por eso que en la puerta de las iglesias a la hora de la entrada a misa, los pedigüeños creen que los devotos son o deberían ser más proclives a desprenderse de una moneda aunque más no fuera, para sentirse buenos y con más méritos y aptitudes que el que las recibe. Es un supuesto basado en la versión de que dios lo ve todo. Hay muchos ciudadanos que creen que dios tiene cámaras de vigilancia montadas en las puertas de la iglesias para vigilar sus actos y premiarlos postmorten. Fuera del portal de las iglesias el resto de las cámaras de vigilancia las maneja personal de tierra y de ello se encargan el estado o la empresa privada que en la mayor parte de los casos no se diferencian en sus objetivos.

Dinero, eso que los técnicos sociales describen como un constructo y que divide a los ciudadanos entre los que tienen y los que no tienen. Por más datos es eso que le han regalado a Vargas Llosa por escribir muy bien y por alcahuetear mejor. Don Mario le canta loas al sistema basado en la ganancia y el lucro. Claro que con eso no hizo méritos suficientes para el Nobel… tuvo que ampliar los elogios y proclamar que Colombia y Perú son estados democráticos, que Venezuela es dictadura y que Aznar es el mejor presidente que los españoles han conocido desde la época de la conquista… Como se entenderá eso también es literatura de ficción de alta calidad y hoy pasó a cobrar.

Juancito que pide en la puerta de Tribunales no se entero de la gloria de don Mario, tampoco se entero que don Mario quiere que haya más competencia entre los mendigos, que se eleve el número de empresarios unipersonales de la mendicidad y que el estado no se preocupe de ellos, de ser posible que el estado solo se preocupe de defender el dinero de los ricos y por supuesto de los derechos de autor.

Ahora que la cerveza está lejos de mi horizonte me vuelvo obsesivo con el dinero, mejor dicho con la falta de dinero. Dinero es eso que yo no tengo y que mi amigo me informa: Si no tienes dinero la culpa no es mía. Y sigue siendo amigo porque es cierto no es su culpa, el también lavaplatos en algún restaurant cuando tiene suerte. Y así la va llevando. Claro con semejante información no puedo almorzar ni el comedor de la cruz roja y tampoco me sirve para excitarme y hacerme una paja como Diógenes en la plaza pública. Diogenes fue el griego que defendió la práctica de la masturbación aduciendo que ojala fuera igual de fácil calmar el hambre del estomago masajeándolo, como se calmaba el hambre sexual. Si fuera igual de fácil los ciudadanos no pasarían hambre. Hizo historia pero no hizo escuela.

Otros que hicieron historia fueron un pelotón de soldados finlandeses que asediados por las balas del ejército rojo resistían muertos de hambre, muertos de frio y muertos de susto y para sobrevivir apelaron al método de Diógenes; cada día a las doce en punto ,el pelotón formaba fila en la trinchera y todo el personal se masturbaba por orden del sargento, eso los mantuvo con vida día tras día… fomento el espíritu de cuerpo… hacerse la paja al unisono era la única recompensa al horror de la guerra,la esperanza de auto sexo era lo único que los mantenía con vida hasta el otro día.

Y ahora hay que salir a la calle y capaz que me encuentro con la Nancy esperando clientes en la Bajada de San Pablo cerquita de la gran vía o con Juancito que sigue sentado en la entrada del metro de tribunales esperando que la generosidad ciudadana le subsidie el vino del día.

Una cosa es segura con don Mario no me voy a encontrar, seguramente está volando a Escandinavia en primera clase y se mandara un discurso sobre la libertad de empresa y hablara de Pantaleón y las visitadoras. Yo por mi parte me siento como un soldado finlandes, esperando que no me mate ni el frio, ni el hambre, ni las balas, resistiendo hasta mañana que lleguen las doce.

Con eso me alcanza

 

Compartir este post
Repost0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de juan de mariscala
  • : Contraseña: "Con libertad no ofendo ni temo"
  • Contacto

Perfil

  • juan de mariscala
  • De chiquito me llamaban Juan aunque en realidad mi nombre era Jaime; ahora todos me dicen Jaime pero me sigo sintiendo Juan.Naci zurdo y no cambie asique todos los comentarios los pateo al angulo izquierdo

Recherche

Liens